Un Convenio Marco para la Innovación Digital

Gobierno Digital

Me encuentro con este artículo en Civic Innovations, GovTech is Not Broken, que me ha parecido muy interesante y creo que tiene varios puntos que vale considerar.

(…) while the procurement process for technology may not work well for governments or prospective vendors (particularly smaller, younger companies), it is not broken.

It works exactly as it was designed to work.

El punto central es que los procesos de compra en el sector público funcionan bien para compras tradicionales y grandes proveedores. Pero para compras no tradicionales y proveedores pequeños, la situación es muy distinta.

Para acercarlo a la realidad local, les cuento un poco de mi experiencia. Desde hace más de 12 años que mi foco ha sido trabajar en lo que podemos resumir como Diseño de Experiencia de Usuario para gobierno. Usabilidad, arquitectura de información, estrategia digital, procesos de innovación, entre otros temas. Siempre desde el mundo privado. Al inicio como consultor independiente, más tarde desde Amable. Me ha tocado ser testigo de muchos cambios y de la consolidación de estos temas.

Sin embargo, dado que todo esto se trata de disciplinas que buscan introducir herramientas de diseño e innovación en un mundo tradicionalmente conducido por la ingeniería de software, el proceso de convencimiento y luego los mecanismos de compra, son complejos. Más aún cuando eres parte de una empresa relativamente pequeña.

Actualmente las cosas son así: los grandes proyectos de innovación digital en el sector público son conducidos y ejecutados desde la tecnología, no desde la innovación y el diseño. Y sabemos que los ingenieros resuelven requerimientos, no necesidades de usuarios.

En Chile, los mecanismos de compras públicas disponibles son las licitaciones y convenios marco. Las licitaciones son complejas, y toman tiempo y recursos a todas las partes. Y tienen poca flexibilidad. Los convenios marco facilitan muchas cosas en el proceso de compra. Claro, cuando hay uno que cubre tu área de trabajo.

Hasta hace un mes, se encontraba vigente un convenio marco que cubría al menos parte de estos temas, pero su período terminó. Lamentablemente, el nuevo convenio que debía absorber parte de esa demanda, sólo se pensó desde el mundo del software.

De este modo, la situación nuevamente queda a merced de las licitaciones.

El problema, finalmente es éste: ¿Cómo se compran procesos de innovación digital en el sector público? La necesidad de un convenio marco que cubra innovación en el sentido más amplio —investigación, experimentación y diseño—, se hace evidente. Los mecanismos de financiamiento actualmente disponibles, como GIP, aunque ayudan, no son suficientes por el alcance y su formulación.

Afortunadamente hay algunos pocos espacios en el gobierno, donde la experimentación y la innovación digital han ganado espacio: Modernización y Gobierno Digital en SEGPRES y el Laboratorio de Gobierno. Es de esperar que sean ellos quienes puedan impulsar un marco de compras que faciliten la innovación en el Estado.

Así que desde acá, va una petición para SEGPRES y el Laboratorio de Gobierno: ¡un convenio marco para la innovación digital!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.