Hasta la Vista Windows, Hola Ubuntu, 20 Días Después

General

Hace 20 días decidí abandonar Windows Vista y comenzar a usar Ubuntu Linux, versión Feisty Fawn. No me arrepiento ni por un minuto. Ubuntu no se ha interpuesto en mi camino, mi productividad no se ha visto afectada (no por Ubuntu al menos) y mi felicidad es evidente. El tema es polémico y como se puede ver en los comentarios, no soy el único que ha sufrido con Vista. Pero hice el cambio y estoy muy contento.

Aplicaciones

El sistema ya está adaptado a mis preferencias, tengo las aplicaciones instaladas e incluso hice algo que hace mucho tiempo no hacía, bajé un par de juegos. Todo anda de lujo. Para los interesados (Jorge preguntaba qué aplicaciones estaba usando, disculpas por la demora) les cuento qué tengo en mi menú:

  • El correo electrónico lo estoy gestionando con Evolution, en lugar de Thunderbird que era mi preferido por años, esto básicamente porque el calendario está mejor integrado
  • La mensajería instantánea sigo manejándola con Gaim/Pidgin y con Skype, que tiene una versión para Linux que sólo está un poco más atrás que la de Windows
  • La ofimática sigo manejándola con Openoffice, sin ningún traspié, tal como lo hago desde hace al menos tres años
  • Mi navegador preferido es Firefox y viene instalado con Ubuntu
  • Como mencionaba en el post original, para los gráficos necesito Fireworks, Gimp requiere de demasiada vocación, por llamarlo de algún modo. Todo está solucionado con Wine, Fireworks funciona tal cual como en Windows, para bien o para mal.
  • En estos días cada vez tengo que meter las manos al código, sea PHP, HTML o CSS, pero para las excepciones estoy usando Screem
  • Tomboy ha sido una sorpresa interesante. Es una libreta de notas que utiliza un formato de wiki para editar, es un buen reemplazo de los clásicos .txt con Notepad
  • En la nota algo trivial, Enemy Territory corre de lujo y Battle for Wesnoth está muy entretenido

Lo Malo

Como no todo en el mundo puede ser perfecto, hay un par de cosas que aún no logro ajustar. Mi notebook es un Sony Vaio y el manejo de poder de Ubuntu en modo de baterías no es de lo más efectivo. El rendimiento de las baterías es bajo y muy irregular y no parece ajustarse apropiadamente al modelo que uso. Eso es todo de lo que me puedo quejar.

Mi Recomendación

Ubuntu me ha funcionado muy bien, más que versiones anteriores que instalé y que otras distribuciones en al menos tres notebooks. Fedora, Suse y Mandrake (cuando aún se llamaba así) todos resultaban más complejos de usar o presentaban más problemas. La más reciente versión de Ubuntu, Feisty Fawn, ha superado mis expectativas con creces y la recomiendo si se dan las siguientes condiciones (de modo excluyente, es decir, una o la otra):

  • Tienes espíritu geek y no le temes a entrar de vez en cuando al terminal, de hecho, hasta alimenta tu ego
  • No eres un usuario/a técnico/a, pero alguien en la casa/oficina te puede ayudar, tal como cuando tienes que instalar una impresora en Windows

El clásico argumento de tengo un par de aplicaciones en Windows que me retienen para pasarme a Linux no es tan efectivo con Wine, eso al menos me ha funcionado a mí.

Esto es lo que les puedo contar de la transición de Windows Vista a Ubuntu, luego de veinte días.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.